Saltar al contenido

Los superhéroes de Marvel y DC comparten el mismo terrible secreto

Dos de las instituciones con más historia de corriente continua y Comics Marvel son Arkham Asylum y Ravencroft Institute for the Criminally Insane. Ambas son instalaciones de salud mental con una oscura historia que acecha debajo de la superficie y han llegado a alcanzar un tipo especial de tradición en sus respectivos universos cómicos. Juntos, cada uno logra una presencia espectral que se avecina en el mundo de los cómics de superhéroes, inyectando una sensación de horror gótico clásico.

El Arkham Asylum de DC toma prestado su nombre del nombre de una ciudad que se destac√≥ en las obras del escritor de ficci√≥n extra√Īa de culto, HP Lovecraft. Ubicado en las afueras de Gotham, Arkham Asylum es una parte integral de varias historias de Batman, incluida la versi√≥n de Grant Morrison de Arkham, Arkham Asylum: una casa seria en la Tierra seria, De Scott Snyder Corte de los b√ļhos saga y, en menor medida, la de Frank Miller El regreso del caballero oscuro. Del mismo modo, el Instituto Ravencroft para criminales dementes debut√≥ originalmente en Espectacular Spider-Man # 178, y se encuentra en el condado de Westchester, Nueva York. Originalmente albergaba a varios villanos de Spider-Man, incluidos miembros de los Sinister Six como Doctor Octopus, Mysterio, Vulture y Electro.

Relacionado: El PRIMER Capitán América de Marvel luchó en la Guerra Revolucionaria

El hecho de que Arkham y Ravencroft sean tan similares plantea la pregunta de por qu√© dos de los nombres m√°s importantes de los c√≥mics de superh√©roes tienen instalaciones psiqui√°tricas notorias. ¬ŅQu√© pasa con el g√©nero de superh√©roes que requiere la existencia de un lugar como Arkham o Ravencroft? Si bien esto puede parecer parte de una perspectiva obsoleta de que el mal es un tipo de enfermedad mental, la realidad es mucho m√°s matizada. El papel que juegan Arkham y Ravencroft en sus universos es deshacer varias formas en que los superh√©roes funcionan dentro del mundo de sus historias, coloc√°ndolos en entornos novedosos que rara vez se ven en los c√≥mics de superh√©roes. Al hacerlo, Arkham y Ravencroft obligan al lector a considerar qu√© es realmente un superh√©roe.

La raz√≥n por la que Arkham Asylum y el Instituto Ravencroft existen en los c√≥mics es que resaltan una tensi√≥n que rodea a un jugador central en las historias de superh√©roes: el p√ļblico. Los c√≥mics de superh√©roes a menudo se consideran una lucha entre h√©roes y villanos, del bien contra el mal, pero esta dicotom√≠a ignora el impacto masivo que tiene la poblaci√≥n en general. Los superh√©roes dependen del p√ļblico para que les d√© algo que proteger, y el p√ļblico depende de los superh√©roes para mantenerlos a salvo. La poblaci√≥n en general es la raz√≥n por la que los superh√©roes usan disfraces para ocultar sus identidades en primer lugar, donde se ubica gran parte del significado de la iconograf√≠a de superh√©roes. Sin el p√ļblico, no hay nada que los superh√©roes puedan defender, nada que los villanos puedan aterrorizar.

Ravencroft y Arkham est√°n dise√Īados para aislar a las personas del p√ļblico, para ser dep√≥sitos de los desagradables fragmentos y secretos de la sociedad. Adentrarse en estas instalaciones es salir de la esfera p√ļblica en la que los superh√©roes est√°n tan acostumbrados a trabajar. Cuando un h√©roe entra en uno de estos lugares, pierde al tercer jugador del tri√°ngulo que ha dado forma a la base del g√©nero. Y con la eliminaci√≥n del p√ļblico en Arkham y Ravencroft llega un descubrimiento sorprendente sobre su efectividad: el caos, la crueldad y el mal que deben contener y ocultar a√ļn existen m√°s all√° de sus muros. Esto cuestiona muchos aspectos sobre los superh√©roes modernos.

Sin la presencia del p√ļblico, los superh√©roes dejan de ser superh√©roes. En cambio, se convierten en individuos altamente o inusualmente capacitados que trabajan desde un punto de vista moral particular. Es por eso que Ravencroft y Arkham son elementos tan atractivos de Marvel y DC Comics porque obligan al lector a reorientar su sentido de lo heroico lejos de la triangulaci√≥n entre el bien, el mal y el p√ļblico. Aparte de la premisa intrigante que esto proporciona, Arkham y Ravencroft ofrecen una oportunidad para que los escritores examinen de cerca los aspectos clave de los mitos de los superh√©roes, identificando las deficiencias no solo de personajes espec√≠ficos sino del g√©nero en su conjunto.

Una de estas deficiencias es el enfoque particular del mal que existe en muchos c√≥mics de superh√©roes. Si la descripci√≥n de Arkham, especialmente, evidencia algo, es un esfuerzo por contener algunos ejemplos selectos de maldad lejos de la sociedad. Aunque se considera una instalaci√≥n psiqui√°trica en muchas historias, Arkham realmente funciona como una prisi√≥n, no solo en el sentido f√≠sico sino en la mentalidad hacia los males de la sociedad que genera. Ver el mal como algo que puede representarse en unos pocos individuos ignora su existencia m√°s amplia como un fen√≥meno humano desafortunado compartido por miembros del p√ļblico. Es imposible, desde un punto de vista pr√°ctico, pensar que toda la maldad de Gotham pueda estar contenida dentro de Arkham, algo que se explora en profundidad en el libro de Grant Morrison. Asilo de Arkham novela gr√°fica.

Relacionado: Marvel revela la parte más oscura de ser un superhéroe

Una idea similar se desarrolla con el Instituto Ravencroft de Marvel en el Ruinas de Ravencroft serie. En Ruinas de Ravencroft: Drácula # 1, el Capitán América y Bucky Barnes descubrieron que las instalaciones estaban siendo utilizadas por Drácula, Baron Blood y el profesor Andre Thorton para realizar experimentos en humanos (escrito por Frank Tieri, lápices de Angel Unzueta, tintas de Stefano Landini, colores de Rachelle Rosenberg y cartas de Travis Lanham de VC). Buscando encontrar curas para las debilidades de los vampiros, el trabajo de los villanos había dado como resultado una colección de monstruosidades llamadas The Unwanted, que permanecían encerradas en el sótano de la instalación.

En esta historia, la reputaci√≥n de Ravencroft y sus reclusos se us√≥ como una falsificaci√≥n para mostrar el verdadero horror de la historia: las acciones de Dr√°cula, Baron Blood y Thorton. Su operaci√≥n solo fue posible en un lugar como Ravencroft debido a su aislamiento del p√ļblico en general y asociaciones siniestras. De hecho, el nombre de The Unwanted habla de la marginaci√≥n experimentada por los presos de Ravencroft, expulsados ‚Äč‚Äčdel resto de la sociedad. Su ubicaci√≥n en las entra√Īas de Ravencroft dramatiza el proceso mediante el cual se descartan las desviaciones del ideal encarnado en los superh√©roes. El descubrimiento del Capit√°n Am√©rica y Bucky de The Unwanted proporciona un espejo perturbador de c√≥mo podr√≠an ser vistos si los procedimientos que los convirtieron en s√ļper soldados hubieran salido mal, o si estuvieran en el lado equivocado del espectro moral.

Arkham y Ravencroft son exactamente los opuestos de lo que simbolizan los superh√©roes y, sin embargo, tienen m√°s en com√ļn con ellos de lo que uno podr√≠a pensar. Las instalaciones representan el caos, la locura y el realismo descarnado, que contrasta con el orden, la justicia y el idealismo de los superh√©roes. Los superh√©roes son a menudo se los ve como sirvientes que protegen al p√ļblico, pero esto deja abierta la pregunta de si los propios superh√©roes se ven o no como parte de este grupo. Debido a que muchos de ellos son figuras enmascaradas y disfrazadas cuyas identidades reales se desconocen, los superh√©roes carecen de un sentido de personalidad cotidiana que defina al p√ļblico.

Relacionado: Batman se est√° convirtiendo en el enemigo p√ļblico n√ļmero uno de Gotham

Est√° claro que los superh√©roes no se consideran parte de la poblaci√≥n en general, debido a la relaci√≥n a menudo inestable que tienen con las personas a las que protegen. Despu√©s de todo, J. Jonah Jameson se refiere regularmente a Spider-Man como una “amenaza”, y el equipo m√°s joven de Marvel, los Campeones, se encuentran en medio de una historia en la que deben luchar por sus derechos como superh√©roes adolescentes. Esto hace que la existencia de Arkham y Ravencroft sea a√ļn m√°s interesante, porque les da tanto a los reclusos como a los h√©roes una coincidencia inesperada en su separaci√≥n de la sociedad.

Con esto en mente, hay poco que separe a los h√©roes de los presos en Arkham y Ravencroft. Ambos tienen una relaci√≥n perif√©rica pero influyente con el p√ļblico, lo que proporciona un est√°ndar de comportamiento con el que la gente com√ļn se mide. Tratar de operar en cualquier extremo del espectro moral, al final, resulta en la exclusi√≥n de uno de la sociedad normal. Parece entonces que participar en una historia de superh√©roes, ya sea como villano o como h√©roe, resulta en la p√©rdida de la propia complejidad moral a los ojos del p√ļblico.

En √ļltima instancia, tanto Arkham Asylum como el Ravencroft Institute for the Criminally Insane existen como un medio para que el g√©nero de superh√©roes desaf√≠e sus propias convenciones. Esto se logra principalmente al resaltar c√≥mo los reclusos en estas instalaciones junto con los propios superh√©roes est√°n excluidos del p√ļblico en general. Debido a la relaci√≥n frecuentemente inestable que los superh√©roes tienen con la poblaci√≥n en general, la interacci√≥n con lugares como Ravencroft y Arkham permite vislumbrar el lado oscuro de su trabajo como superh√©roes. Cometer un error en el trabajo podr√≠a llevarlos a un lugar all√≠, les guste o no.

Los escritores se han alejado de asociar a Ravencroft y Arkham como pozos negros del mal debido a sus reclusos, en lugar de examinar las deficiencias del género que plantean las instalaciones. Más que nada, Arkham y Ravencroft representan el fracaso del corriente continua y Maravilla universos para tener en cuenta la existencia del mal en todos los ámbitos de la sociedad. Aunque es mucho más sencillo abordar el mal como algo representado en individuos específicos que deben ser contenidos y separados de la sociedad, la realidad es mucho más complicada. Y este hecho es mucho más aterrador de lo que podría ser cualquier preso de Ravencroft o Arkham.

Siguiente: Gotham City quiere que Batman desenmascare y revele su identidad secreta